.

viernes, diciembre 26, 2014

Entrada de finales de ´14



Un año más que se va. Muy especial, como todos.
Un año donde he reído y llorado, amado y odiado de vez en cuando.
Repleto de metas cumplidas y por cumplir. 

Adiós 2014, tu me enseñaste que puedo ser una persona muy diferente 
a lo que ya conocía de mi. Tú te posaste en mi con una gran carga de madurez
y me hiciste cambiar tantas cosas, dudar de otras tantas y fallar. 

Siempre se falla. Todos fallamos. Hay que asumirlo. Pero también todos
ganamos grandes o pequeñas cosas. Los objetivos son sólo superaciones personales
que nos proponemos a veces para sentirnos mejor con nosotros mismos. Sentir
que aprovechamos la vida que se nos ha dado. 

Eso es lo mejor que tengo. Una vida por labrar. 
No tengo miedo a ella ni a las dificultades. Incluso doy gracias a algunas, que hacen
que seas tan fuerte como para que la siguiente vez, necesites mucho más para caer.

Y despido la entrada con una frase de Pepe Mújica. "El dinero es sólo un instrumento
de cambio, no pagas con dinero si no con el tiempo de tu vida que has perdido para tenerlo".






No hay comentarios:

Publicar un comentario