.

domingo, marzo 31, 2013

& lo que me quedarán con los años serán recuerdos

-He dejado la puerta abierta, por si quieres pasar... 

-La diferencia entre tú y yo es que yo no te he olvidado, piénsalo...


Decisiones en las que sabes que ninguna opción es válida.





                                                                  

Sometida a la presión que una vez más ganará este pulso.."




#amuerteconclinicayfarma

jueves, marzo 28, 2013

Todo puede irse a la mierda en cualquier momento. No dependas de nada.



Nada ni nadie es imprescindible, ni una persona ni un ordenador ni una casa. Hablo de que solo necesitas mantener un equilibrio hidroelectrolítico, víveres e intercambio gaseoso eficaz para estar vivo. Eso es lo imprescindible, lo demás? lo demás es... opcional











martes, marzo 26, 2013

Es, lo menos, irónico como no apreciamos lo que tenemos y queremos no lo que no podemos tener.




• No importa si París arde o hay vida en Marte, hoy llegaremos tarde • .

lunes, marzo 25, 2013

No subestimeis al adversario. Yo lo hice. 





No valláis demasiado rápido. Yo lo hice.



El amor.. viejo enemigo. 

martes, marzo 12, 2013

sábado, marzo 09, 2013



Quizás si que haya algo bueno en casi todas las personas. Quizás solo hay que saber verlo. Quizás el interior importe más que el exterior, quizás no pasarías a conocer su interior si su exterior no te convenciera..

sábado, marzo 02, 2013





Historias que no quieren empezar ni acabar, que siguen su propia órbita... 

El protagonismo relativo , la importancia parcial, la mirada ausente, las palabras llenas de sentidos que pueden ser o no ser, herir o sonreir. No se de donde vienes ni donde vas.. solo dime si te quieres quedar...
Cambiabamos. Se nos daba bien cambiar cuando iba mal, no costaba trabajo cambiar, no sabíamos si cambiabamos a mejor o a peor en cierta forma, pero queríamos pensar que era lo mejor. Era más fácil cambiar de hombre que cambiar un hombre en este mundo. No tengo ningún problema con que mantengas quien eres, lo tengo con que estés conmigo...". Así de simple era nuestra justificación. La historia seguía y ahora llevaba otro nombre. No se si él tenía más ganas de tocar al piano para que le escuchara o yo de escuchar aquellas notas viniendo de sus manos ...





PPR.