.

lunes, octubre 22, 2012

Y cuando las cosas parecían ir bien, caen como si de una pendiente se tratara. Como si el vector fuera atraído por la propia gravedad de la tierra. Oh mundo, odio tus subidas y bajadas. Odio el mundo un rato, por que estoy cansada de odiarme a mi. 

Los recuerdos son eso, pasado.


“La gente me vacía. Es más que mortificante. 

Es raro conocer a una persona inusual, interesante”

No hay comentarios:

Publicar un comentario