.

viernes, julio 06, 2012




Y te juro que recuerdo aquellos momentos y,
siento como aquel odio me quema por dentro
de nuevo.

Mi personalidad cambia.

Ya no puedo escuchar ya el dulce chocar de las olas
mi sangre se vuelve más rápida y,
sería capaz de empuñar cualquier pistola.

No hay comentarios:

Publicar un comentario