.

jueves, junio 21, 2012

Fantasía irreal.

No me hables de paisajes si no has visto su cuerpo.



Lo busco por las calles vacías, en oscuros callejones. invierno tras invierno, sin haber escuchado el sonido de su voz, sin haber sentido su piel, sus besos. Lo busco sin descanso aún desconociendo el olor de su pelo, su sonrisa o siquiera su forma de mirarme. Me imagino caminando con el. Si, muchas veces llueve, incluso nieva, pero no me rindo. He visto miles de amaneceres mientras sigo caminos interminables, he visto como el cielo se tiñe de naranja. Miro al infinito miles de noches y le llamo a gritos mudos . No se su nombre. Lo veo, en muchos hombres, pero solo son oasis de lo que verdaderamente debe ser él. Rompí corazones hasta empezar a buscarlo, hasta darme cuanta de que jamás lo había encontrado. Escribo miles de historias dedicadas a él sin darme cuenta, es el final de mis escondidas y personales poesías y viajo a miles de países con él en mi maleta. No me canso, hasta lo veo entre el humo de mis cigarros. A veces me pregunto: ¿verdaderamente existe? ¿ le encontraré ?Y sigo convenciéndome a mi misma de que si, de que algún día, quizás mañana o dentro de unos años, aparecerá, y yo sabré todo de él,como si hubiéramos estado juntos toda la vida. Que sepas que aunque no te conozca y aunque no hallas aparecido todavía, nunca te dejaré marchar. Guardo lo que soy , para que sea una parte que pueda añadir a ti.




Cojo aire. Sigo, buceo y me pregunto si a ti también te gustará hacerlo.  Si pienso en la oscuridad, apareces tú para curar mis heridas. Al pasear pisando las hojas que deja el otoño a su paso puedo oír como mi corazón cruje con ellas y al igual que mi cuerpo , camina solo. Y si sueño ... si sueño no me dejes hacerlo, no querré hacerlo. Prefiero mirarte a los ojos. No te conozco, no se dónde estás, ni cuando aparecerás para enseñarme todo lo que aún no se, solo se que existes en algún lugar de este mundo abarrotado de gente que viene y va sin obtener respuestas. Sin saber cual es su meta, su objetivo. Se que tú apareceras en una tarde de Diciembre, o quizás en plena tormenta de verano, sólo se que sabré distinguirte entre la gente y me acercaré a ti cómo si fueras un imán. Quién sabe si te conozco, si te veo cada día o si vives a unos desconocidos 1.000 kilómetros. No me preocupa. Acaso alguien sabe algo? Acaso no vivimos en constantes remolinos de azar? Inexplicables situaciones que nos envuelven y nos hacen ser quienes somos ahora. Caminando por la playa se me ocurren mil cosas sin sentido, mil palabras que se lleva el viento, solo para ti. Quién sabe si alguna de ellas te llega, como si fuera un escalofrío. Quién sabe si este otoño pensaste lo mismo que estoy pensando yo ahora. Sólo se que aunque no haya visto tu cara, se que existes. No hace falta que sea ahora o en diez años, sé que no tendría precio encontrarte, sea cuando , donde y como sea.





Lo único que me asusta es no tener fuerzas para seguir buscando.
 Día a día se me van agotando. Cada vez que me equivoco vuelvo a escribir una línea a este poema. Sueño con darle a la tecla de imprimir algún día y darle esto en la mano a esa persona. Dejadme soñar...  cada día que pasa en mi agenda es una oportunidad menos de encontrarle y soy consciente, aunque no siempre se quiere serlo.....





3 comentarios:

  1. Increíble, me ha encantado leerlo.
    No se trata de buscarlo, se trata de encontrarlo... así que ya aparecerá, como dices... en el momento más inesperado. Pero si sientes que vive en algún lugar de este mundo, es porque así es.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. A veces, sólo a veces, llueve intensamente sobre enormes charcos...

    ResponderEliminar
  3. Hola,preciosas letras van desnudando pura y genuianamente la belleza germinal de este blog, si te va la palabra elegida, la poesía, te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    gracias, buen día, besos truhanes...

    ResponderEliminar