.

martes, febrero 07, 2012

Yo nunca te diré cual es tu deber. Nunca juzgaré los retos que quieras emprender.
Sólo te pido que por un segundo tu también te pongas en mi piel...ya sé que seré difícil de comprender...





No hay comentarios:

Publicar un comentario